Portada del sitio > Actualidad > Editorial > Titulares maniqueos

Titulares maniqueos

Y precisamente por ello, nuestra principal objeción contra emporios periodísticos como pueda serlo el Grupo Prisa no residirá tanto en su presunto signo ideológico «izquierdista» o acaso «derechista», sino, sencillamente, en su compromiso con el proyecto «confederal» del presidente del gobierno, esto es: en su carácter anti-nacional.

Lunes 1ro de junio de 2009, por DENAES

«Informaba» la pasada semana el diario El País de que don Adolfo Prego, ponente de la admisión a trámite de la querella por prevaricación contra Baltasar Garzón por razón de su causa general contra el régimen franquista, figuraría como Patrono de Honor de la Fundación DENAES, «próxima» a su vez —según el mencionado rotativo— al sindicato «ultraderechista» del que habría partido la demanda contra el super-juez de los prodigios.

Con semejante denuncia, el diario independiente de la mañana estaría procurando, con el estilo insidioso y manipulativo que le es propio, sugerir que el juez Prego no es ni puede ser imparcial en dicho proceso contra la garzonada , puesto que, precisamente en virtud de esa supuesta «simpatía ideológica» de signo ultraderechista con Manos Limpias, el magistrado del Supremo habría quedado descalificado al resultar obvia su «animadversión» contra Garzón. Una «animadversión» que según continúa «analizando» El País quedaría demostrada, para el caso de Manos Limpias, por la propia denuncia. Con esto, se diría que el rotativo madrileño estaría probando «lo mismo por lo mismo» puesto que se sobreentendrá que la querella presentada por Manos Limpias es el resultado de una «animadversión», y, a su vez, dicha «animadversión» quedará demostrada por la propia querella.

Pero dejando esto al margen, desde la Fundación para la Defensa de la Nación Española hemos de decir que semejante argumentación por parte de El País sólo testimonia el grado de penetración que el mito oscurantista y maniqueo de la derecha habría alcanzado en muchos «medios de comunicación» cercanos a la órbita del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero. Y ello dado que en efecto, DENAES no es una fundación de «derechas», sin perjuicio de que ello no signifique tampoco que lo sea de «izquierdas» como cabría pensar desde las coordenadas dualistas entre las que se mueve El País, y no lo es, precisamente porque la defensa de la Nación constituye un deber de todos los españoles al margen de tales distinciones maniqueas.

Y precisamente por ello, nuestra principal objeción contra emporios periodísticos como pueda serlo el Grupo Prisa no residirá tanto en su presunto signo ideológico «izquierdista» ( puesto que en todo caso un tal «izquierdismo» lo será sólo en un sentido muy indefinido) o acaso «derechista» ( por haber sido su presidente un destacado miembro de la FET de las JONS), sino, sencillamente, en su compromiso con el proyecto «confederal» del presidente del gobierno, esto es: en su carácter anti-nacional.

FUNDACIÓN DENAES, PARA LA DEFENSA DE LA NACIÓN ESPAÑOLA